Consejos y recomendaciones para tu viaje a Sicilia

Antes de partir de viaje a Sicilia conviene recordar algunos consejos y recomendaciones:

– Sicilia es muy grande y no conviene intentar verla toda en una semana. Ciudades como Palermo y Catania están en los dos opuestos de la isla; o Agrigento

– Las islas Eolias bien merecen un viaje exclusivo de una semana. Pretender ir y volver en un día no tiene mucho sentido, por lo que al menos debemos dedicar tres días y aún así no las veremos todas.

– Los enchufes en Sicilia son normalmente como los de España, pero no está de más llevar un adaptador

– El cine puede sernos de utilidad como aproximación para conocer parajes de la isla y el carácter siciliano.

– La cobertura sanitaria con el documento E-111 para ciudadanos españoles nos permite acudir a los hospitales y ser atendidos, si bien no está de más preguntar antes a nuestro servicio sanitario público o privado.

– Para evitar sorpresas con los monumentos, museos, iglesias o lugares turísticos, es mejor asegurarnos de los horarios previamente ya que por motivos festivos o de índole desconocida nos podemos llevar sorpresas inesperadas.

– La hora local de Sicilia es la misma que la de España

-El prefijo para llamadas desde Sicilia a España es 0034.

– En Sicilia como en el resto de Italia la moneda es el euro.

– Conviene comprar un mapa de carreteras actualizado. El GPS nos puede ayudar para pueblos muy pequeños, si bien los cambios de nombres o direcciones pueden no estar actualizados. Hablar con la gente nos ayudará.

– Los taxis son caros y hay que preguntar el precio aproximado antes de subirnos.

– El transporte público puede llegar a desesperar, de modo que hay que cerciorarse de los horarios y rutas

– Las oficinas de información turística nos pueden ayudar mucho a planificar el viaje.

– Los cajeros no abundan pero en las principales ciudades los encontraremos

– Seguridad. No hay problemas de seguridad pese a la mancha de la Mafia, que persigue a la isla allá donde se hable de ella. De todas formas conviene no alardear, ni mostrarse demasiado temerario, especialmente en algunos barrios de las ciudades grandes como Catania y Palermo durante la noche. Si hacemos gala de la ostentación  o de evidenciar que somos turistas podemos tener algún percance.

– Alquiler de coche vs rutas guiadas. Son dos opciones válidas. El coche alquilado nos permite llegar a lugares donde el transporte público no existe

– En ocasiones nos encontraremos gente que nos quiere cobrar por aparcar. Aunque no lo consideremos justo o ilegal, no merece la pena correr el riesgo y encontrarse problemas.