| Home | Descubrir Sicilia | Alojamiento | Ciudades Sicilianas | Actividades | Rutas | Transportes | Alquiler de coches | Ferries

Reserva Natural Zingaro

Como un vergel atemporal, la Reserva natural dello Zingaro guarda el precioso tesoro de un paraje salvaguardado de las fauces de la construcción masiva que prolifera en las barrios periféricos de las ciudades sicilianas.

Convertida en área protegida, la primera de Sicilia, en 1981 tras una masiva manifestación ecologista que pretendía parar el proyecto de carretera entre Scopello y San Vito lo Capo, su tamaño (1650 hectáreas) permite degustar al turista (previo paso por caja) de unas rutas entre pequeñas calas de aguas azuladas,  playas de  piedras  blancas, altos y abruptos acantilados y vigorosas  montañas que acogen a especies de fauna y flora local.

Fauna de la Reserva dello  Zingaro

El acceso más frecuentado es de Scopello, un par de kilómetros después de la Tonnara, ya que está cerca del desvío de la autopista de Castelmare del Golfo, si bien al norte, en San Vito lo Capo se puede hacer el camino inverso, llegando hasta Torre dell’Impiso.

Si entramos por  Scopello podemos dejar el coche en el parking de la entrada, y comer en un área de pic-nic ya dentro de la reserva. Aún así, hay lugares más evocadores donde comer el bocadillo.

Con la llegada de la primavera es usual encontrarse gente que viene a probar baños relajados en sus calas, si hacemos un pequeño esfuerzo pasaremos la playa de Punta Capreria, para ir a las menos populosas Calla della Disa, Berretta, Marinella o Torre dell’Uzzo.

Calas de la Reserva dello Zingaro

Las rutas por senderos son muy recomendables para aquellos que deseen perderse ascendiendo  montañas para ver desde lo alto los tonos despampanantes de sus caletas. 

Conviene nutrirse de agua abundante y protección solar, además de gorro o visera, ya que el siempre sol castigador acentúa su poder bronceador con la  brisa marina y el calor concentrado entre la hierba. Además de no existir demasiados puntos para abastecerse de refrigerio, apenas existe sombra donde resguardarse.

Se pueden emprender pequeñas rutas para acceder a las diferentes calas que se distribuyen a lo largo de la reserva. Para aquellos más caminantes, o de secano, se pueden hacer rutas de hasta 8 horas (10 km) a lo largo de lo Zingaro. Las restricciones que a veces imponen los responsables de la reserva hacen que lo mejor  sea improvisar a la hora de elegir una ruta. En la entrada nos proporcionarán un mapa con las  opciones para optar por un paseo ligero, un baño tranquilo, o un palizón. Para más información detallada cuenta con la  web www.riservazingaro.it

Acantilados de la Reserva dello Zingaro

Unas 670 especies de plantas, arbustos y árboles conviven aquí, siendo frecuente encontrarnos con la singular palmera enana, planta endémica de Sicilia, única en el continente europeo.

La reserva dello Zingaro posee 39 especies de aves, destacando los rapaces halcones peregrinos, águilas de  Bonelli, buitres leonados, y aves marinas como la pardela cenicienta, la pardela pichoneta, o el paiño, el  ave marina más pequeña.

La gruta Uzzo posee un plus de interés ya que en ella se encontraron los primeros restos de asentamientos humanos en Sicilia.