Isla de Pantelleria

La isla de Pantelleria lo fue bajo el nombre de Yrnm para los fenicios, Kosyras para los griegos,Cossyra para los romanos, , y “Bent-el-Rhia” (Hija del viento) para los árabes. El nombre actual fue evolucionando: Pantalarea, Pantelarea, Pantalaria (o Pantiddirìa en siciliano), y no está muy clara su procedencia.

El enclave en el estrecho de Sicilia ha merecido una importancia máxima entre todos los navegantes que han surcado sus mares, y las aguas de Pantelleria guardan debajo de sus fondos importantes vestigios arqueológicos que custodian parte de la historia del Mare Nostrum.

Geográficamente hablando la isla de Pantelleria está más cerca del continente africano que de Europa, de hecho sólo 70 km de Túnez, mientras que Sicilia está a unos 100.

Las aguas que rodean Pantelleria son una reserva dentro del ya de por si castigado Mediterráneo, donde el submarinismo nos descubre fondos marinos ricos de fauna y donde encontrar especies únicas como el coral negro.

Como todas las islas menores de Sicilia, Pantelleria tiene una formación volcánica, si bien la última erupción es de 1891. Una de la evidencias que lo reflejan son las fumarolas, fondos marinos de posidonia, cuevas marinas y aguas calientes tan apreciadas para el turismo termal. Otra es la formación montañosa visible en su Montaña Grande que se eleva hasta los 836 metros sobre le nivel del mar.

La naturaleza ha dejado algunas huellas de gran belleza como los farallones, calas  y arcos erosionados en la costa, o las coladas lávicas con forma de bloques.

Otros rastros característicos del paisaje de Pantelleria son obra humana, como los singulares dammussi, edificios cúbicos con cúpula que refrescan en verano y guardan el calor en invierno, o los ” Giardini Panteschi “, jardines en forma de muros cilíndricos de piedra lávica en torno a los árboles, con el objetivo de protegerlos del persistente viento, al mismo tiempo que crear un microclima que permita la concentración de agua (un detalle importantes, la isla no cuenta con fuentes naturales de agua dulce).

Tampoco hay que olvidar las siempre presentes cúpulas blancas de los dammussi que desorientan al turista que por momentos no sabe en que momento ha saltado a la otra ribera del Mediterráneo.

Naturaleza

Uno de los claros ejemplos del endemismo de la fauna local es la subespecie de equino conocida como burro pantesco (Scecco en siciliano), que estuvo a punto de desaparecer y que gracias a los esfuerzos de un proyecto piloto del Departamento de Bosques de Trápani logró recuperarse.

Actividades – Que hacer

El turismo de Pantelleria se podría definir como de relax y descanso, donde las atracciones son la naturaleza y la búsqueda por la paz. A ello contribuye la calidad de sus aguas termales, con manantiales de aguas sulfúricas con propiedades muy apreciadas.

Para pasar las vacaciones podemos elegir como método de alojamiento los dammussi, las típicas casas abovedadas locales, que se han reconvertido en B&B o pequeños hoteles con encanto.

Que ver – Imprescindible

– El espejo de Venere

– Una sauna natural en la Gruta de Benikula

– Cala Gadir

– Gruta de la Sateria

– Cala Nica

– Margana

– Favare

Como llegar en barco o en avión

Desde el aeropuerto de Pantelleria tenemos vuelos hacia Trapani, Palermo y también Milán o Roma desde donde llegan muchos turistas del norte de Italia. En verano la frecuencia y los precios de los billetes de avión son mayores.

La otra opción son los ferries que parten desde Trapani (Empresa Siremar) y los Hydrofoil que sólo llevan pasajeros desde Mazara de Vallo. Para asegurarnos que tenemos billetes lo más adecuado es comprarlo online con antelación.



Mapa de la Isla de Pantelleria