Aci Castello

Aci Castello es un pequeño centro agrícola y pesquero de 18.000 habitantes situado a 8,7 Km de Catania en la costa oriental de la Sicilia, que en verano se convierte en centro turístico gracias a sus playas de roca lávica que sirven de plataforma pétrea donde los bañistas toman el sol.

En Aci Castello proliferan los cítricos, especialmente los limoneros y las palmeras, así como las olivas, uvas, almendras y cereales. A nivel artesanal destacan los trabajos manuales de piezas de madera talladas.

El nombre de este pueblo de pescadores siciliano, situado entre Acireale y Catania, junto al pueblo de Aci Trezza, deriva del castillo normando en la cima de una roca de basalto que surge del mar. La historia de la localidad va indisolublemente ligada a la historia del castillo ya que es el foco sobre el que se fundamenta la vida de Aci Castello.

El promontorio de basalto donde se ubica el actual castillo fue denominado en tiempos prerromanos Saturnio y en época romana Acis-Castellum. Fue usado como puesto de observación y vigilancia debido a su posición estratégica que permite divisar las embarcaciones procedentes de Mesina. Los restos arqueológicos hallados sobre todo en el fondo del mar atestiguan la presencia de dichas civilizaciones si bien no existen huellas físicas de este periodo.

Los bizantinos construyen una fortificación denominándola AKis hasta que la nueva fortificación pasa a llamarse Castrum Jacia que es conquistada por Ibrahim en el 902 y destruida. El califa El-Moiz atendiendo al valor estratégico la rehace en el 969 denominándose El.Bagi primero, y posteriormente El-tagi, El-Iaci y después Li-Iaci, como constatan algunos manuscritos de la época.

Castillo de Aci Castello

Los historiadores árabes ya hacen referencia al asedio que sufrió el castillo durante el periodo de ocupación musulmana y resistencia bizantina. Según dichos testimonios en el 902 se consuma la ocupación de Liag o ‘Al Yag (presuntamente el nombre árabe de Aci).

Con la conquista de la isla por parte de los normandos se lleva a cabo la construcción de la actual estructura del castillo que data del siglo XI. Le reedificación del castillo conlleva la implantación de innovaciones militares como el puente levadizo, las cisternas de agua potable y estancias para víveres y prisión.

A finales de ese siglo (1092) se concede la posesión del castillo de Aci Castello al obispo de Catania que recibe en el 1126 las reliquias de Santa Ágata procedentes de Mesina vía Constantinopla. Son todavía visibles en una sala del castillo que posiblemente fuese empleada como capilla, los restos de un fresco desgraciadamente en un estado grave de deterioro, que atestiguan dicho acontecimiento.

El castillo verá como pasa a manos de Federico II de la casa de Suevia y dinastía de los Anjou que gobernó sicilia en el siglo XIII hasta que tras las Vísperas sicilianas se inicia la revuelta y la isla pasa a formar parte del reino de Aragón.
Con la llegada de la corona de Aragón al poder Federico III de Aragón lo concede al almirante Roger de Lauria como premio a sus empresas militares.

Sin embargo tras la toma del castillo por parte de insurgentes angioinos Federico III de Aragón destruye en 1297 la fortificación. Durante los siglos posteriores la lucha por el poder de las familias feudales provoca que el castillo cambie de manos.

En época moderna y en el marco de la corona española y los virreyes Felipe IV vende el castillo en 1647 para sufragar gastos de guerra europeas al conde Genoves Giovanni Andrea Massa cuya familia lo gestionará hasta el siglo XVIII cuando se suspenden los fueros feudales y entra a formar parte del patrimonio del Comune.

En 1669 el terremoto y posteriormente en 1693 la erupción del Etna vuelven a afectar al estado de la fortificación
Ya en el XIX (1818) un nuevo terremoto provoca graves daños y pierde su uso de prisión que se había iniciado en época borbónica (1787).

Castillo de Aci Castello

El fascinante literato siciliano Giovanni Verga se inspiró en los vivencias del Castillo para “La historia del castillo de Trezza”.

En las primeras décadas del siglo XIX el estado de abandono del castillo de Aci Castello lo convierte en escombrera de desperdicios y durante la segunda guerra mundial alguna de sus grutas se emplean como refugios antiaéreos. No es hasta 1967 cuando la Entidad de Patrimonio y monumentos de Sicilia oriental restaura levemente la fortificación. En la actualidad el castillo posee un museo cívico inaugurado en 1985, donde se realizan exposiciones, visitas guiadas, y muestras de material arqueológico.